5076738369_9940ebee7f_zHola chic@s!!! Hoy despedimos el año y empezamos uno nuevo con ilusión, alegría y deseando que sea igual o mejor que el anterior.

Aunque, no sé vosotras, pero entre una cosa y otra me fallan las pilas y si a vosotras os pasa lo mismo, no os podéis perder este post. Así que, ¿preparadas para sentiros como auténticas princesas y sumergiros en un relajante y cálido baño de burbujas?

Antes de nada, y para conseguir nuestro propósito de relajarnos, necesitamos crear un ambiente cálido en nuestro baño (más o menos 40 Cº). Para conseguirlo, será ideal usar un calefactor eléctrico unos 20 o 30 minutos antes

Fragancias, neceser, brochas, etc. todo lo que “sobre” (por así decirlo) en el baño y que no de la sensación de ser un espacio “limpio” y acogedor, mejor retirarlo. Nos ayudará a crear la imagen de un spa profesional

Las velas aromáticas o una luz ténue también nos ayudaran a crear un ambiente más armónico y de relax

Tomar una infusión o té preferido será perfecto para relajarnos y equiparar nuestro calor corporal con el de la habitación, y también a no deshidratarnos. Aunque si no sois muy amantes de las infusiones, también podéis tomar una copa de vino

Una vez hemos conseguido crear el ambiente ideal, escogemos el gel de baño con espuma que más nos guste

Podemos aprovechar este momento para aplicarnos una mascarilla capilar y exfoliar nuestra piel (un poco de sal mezclada con agua dejará la piel suave y como nueva)

Terminamos el baño, eliminando los restos de mascarilla y exfoliante con un chorro de agua templada, que nos energizará. (Recordad que, para evitar que nuestra piel se deshidrate, es mejor que la duración del baño no supere los 20 minutos)

Espero que os haya gustado y nos vemos el año que viene 😉 !!!

Feliz fin de año!!! ♥

 

 

Fotografía: Spa Accents by Karl Cosslo (Flickr)