2015-01-09 12.40.20Hola chic@s!! hoy os traigo un plato sencillo, ligero y saludable que nos ayudará a recargar nuestro organismo de antioxidantes, vitaminas y minerales, y que nos hará sentir mejor después de las fiestas.

Pero antes de empezar, dejadme presentaros todos los beneficios de los ingredientes estrella de esta crema

Las zanahorias son ricas en antioxidantes, vitaminas y fibras dietéticas. Son una fuente muy rica en carotenos, vitamina A, vitamina B (ácido fólico), vitamina B-6, tiamina, ácido pantoténico y flavonoides (que nos ayudan a protegernos del cáncer de piel, de pulmón y de la cavidad oral). Tienen buenos niveles de minerales como el cobre, el calcio, el fósforo, el manganeso (utilizado por nuestro cuerpo como un co-factor para la enzima antioxidante) y el potasio (que ayuda al control de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, contrarrestando los efectos del sodio).

Valor nutricional de los puerros: son beneficiosos para el metabolismo de los huesos, tienen un elevado contenido en vitamina K que favorece una correcta coagulación de la sangre, como también hierro, proteínas, calcio, fibras, potasio, yodo, zinc, carbohidratos, magnesio, sodio, otras vitaminas (A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12, C,  D, E), y fósforo

La sal rosa (o sal del Himalaya) es un producto 100% orgánico y natural que optimiza la asimilación de los nutrientes, estimula tanto el sistema de defensa de nuestro organismo como el drenaje de materias tóxicas (nos ayuda a adelgazar), favorece la eliminación de metales pesados (plomo, mercurio, arsénico, etc.), mejora nuestro estado de ánimo y alivia las enfermedades de la piel

Dicho esto, ¡empezamos con la crema?

Ingredientes

  • 3 zanahorias
  • 3 puerros
  • 1 cebolla
  • Agua mineral
  • 1 pizca de pimienta negra o sal rosa
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva extra virgen

Qué necesitamos

  • 1 tabla de madera
  • 1 cuchillo
  • 1 batidora
  • 1 bol
  • 1 wok

Elaboración

  1. Limpiamos las zanahorias y los puerros, y seguidamente los troceamos: es preferible que no sean trozos muy grandes (para facilitar la cocción) pero tampoco muy pequeños. Una vez hemos terminado, haremos lo mismo con la cebolla
  2. Mientras, calentaremos el aceite y cuando esté muy caliente, freiremos las verduras a fuego lento hasta que estén un poquito hechas
  3. Seguidamente, añadiremos el agua mineral hasta cubrir totalmente las verduras y las cocinaremos a fuego medio hasta que estén blandas. Si queréis dar más sabor a la crema, en vez de agua mineral, podéis aprovechar el agua sobrante de otras verduras que hayáis hervido antes
  4. Añadiremos en un bol las verduras, ¾ del líquido sobrante (el resto lo guardaremos) y la pimienta negra (o sal rosa) y lo batiremos todo hasta que tenga una consistencia homogénea y compacta. Si la crema nos sale muy espesa, añadiremos el resto del agua que hemos guardado

¡Y ya tenemos nuestra crema lista para comer en cualquier momento!images Espero que os haya gustado

Nos vemos pronto!  Y buen fin de semana!!! 🙂

 

 

 

 

Fuente beneficios sal rosa
Fuente valor nutricional de los alimentos